Colección

La colección nace como respuesta de INELCOM a ese convencimiento, a la responsabilidad social que las organizaciones empresariales tenemos con la sociedad civil. Se trata de un proyecto cultural de largo recorrido, materializado en la creación de la “COLECCIÓN INELCOM Arte Contemporáneo” en el que se pretende mejorar el acervo cultural español y dar una oportunidad a los jóvenes valores del panorama artístico.

El asesoramiento de la colección corre a cargo de Vicente Todolí desde el año 2011, así como el Proyecto Museístico para la ampliación de la misma en la Ciudad de Xàtiva.

La COLECCIÓN INELCOM de Arte Contemporáneo está compuesta hasta la fecha de 72 artistas y 213 obras que van desde dibujo, escultura, fotografía, instalación, pintura y video.

Se inició la temática comunicación / incomunicación con la adquisición de obras de los artistas:

Kader Attia (Francia), Candice Breitz (Sudáfrica), Sophie Calle (Francia), Fernando Bryce (Perú), William Córdova (Perú), Jan Fabre (Bélgica), Till Gerhard (Alemania), Curro González (España), Tony Matelli (E.E.U.U.), Xisco Mensua (España), Muntean / Rosenblum (Austria / Israel), Ernesto Neto (Brasil), Erwin Olaf (Países Bajos), Anselm Reyle (Alemania), Lisa Ruyter (E.E.U.U.), Markus Schinwald (Austria), Nedko Solakov (Bulgaria) y Fiona Tan (Indonesia).

Desde la llegada de Vicente Todolí se abren dos nuevas temáticas; la energía y la memoria lo cual lleva a la ampliación con nuevos artistas: Pavel Bünchler (República Checa), Ceal Floyer (Pakistán), Pieter Geenen (Bélgica), Joao María Gusmao + Pedro Paiva (Portugal), Claire Harvey (Reino Unido), Regina de Miguel (España), Christiane Pooley (Chile), Julião Sarmento (Portugal) y Hiraki Sawa (Japón).

En 2017/18 la COLECCIÓN INELCOM de Arte Contemporáneo ha incorporado obras de 14 artistas:

Álvaro Laiz (España), Artur Heras (España), Björn Dahlem (Alemania), Bruce Conner (EEUU), Carlos Garaicoa (Cuba), Carsten Höller (Bélgica), Gabriel Abrantes (EEUU), Hamish Fulton (Reino Unido), Johanna Calle (Colombia), Juan Del Junco (España), Spencer Finch (EEUU), Tala Madani (Irán), Alexandre Estrela (Portugal) y Nedko Solakov (Bulgaria).

Las obras reunidas bajo la colección se fundamentan en cuatro ideas fuertemente ligadas con la empresa:

El concepto comunicación / incomunicación.

¿Qué mejor que la comunicación e incomunicación como fundamento de la colección siendo una empresa que se dedica a conectar a las personas?

Las obras que componen la colección establecen un diálogo entre los seres humanos, planteando temas e interrogantes en torno a la soledad, el silencio, la fama, el poder, la emigración o la marginación.

En el recorrido se invita al espectador a que llegue a sus propias conclusiones.

La energía como fuente, vehículo y objeto en todas sus manifestaciones posibles.

La eficiencia energética es un instrumento clave para la mejora de la competitividad y necesario para garantizar la sostenibilidad de la sociedad.

Para conseguirla, debemos generar nuevas soluciones que contribuyan a la reducción de la demanda energética gracias a su eficiencia.

En los años recientes en INELCOM se ha vivido una gran expansión en este sector, esto nos ha llevado a que la colección, fiel reflejo de la empresa, ilustrase este hecho.

La energía ha pasado a formar parte indispensable en la vida del ser humano, es la fuente de las tecnologías modernas.

Estas tecnologías han supuesto también una revolución en las técnicas artísticas, las cuales hasta el siglo XIX eran todas artesanales.

La energía se convierte en la fuente de un nuevo arte; pero va más allá, no es sólo el mecanismo físico sino que muchas veces es a la vez sujeto y objeto, el medio y el protagonista.

Un vehículo que nos permite interactuar con la obra y sumergirnos en el arte.

La memoria frente al olvido.

La colección es una de las dos vías desde las que fomentamos nuestra cultura, desde INELCOM impulsamos iniciativas para la recuperación y puesta en valor de nuestro patrimonio histórico, teniendo como objetivo retornar a la sociedad el patrimonio escondido del Monasterio de Santa María Magdalena de la Aljama de Mont Sant de Xàtiva, sacándolo a la luz y permitiendo que visitantes y viajeros puedan contemplarlo.

Mont Sant es actualmente un hotel rodeado de murallas que datan desde la época romana hasta las últimas guerras carlistas del siglo XIX.

Se conservan en su ámbito gran parte del edificio principal del monasterio y el gran aljibe del siglo XIV. Bajo los jardines y la huerta se encuentran los restos de la iglesia, el claustro y otras dependencias del Monasterio, así como parte de la antigua ciudad.

La memoria es el nexo de unión de estas dos vías, la conjunción de patrimonio histórico y presente artístico.

La identidad del ser humano, de la sociedad que le rodea y de la que forma parte, se sustenta en la memoria particular y colectiva. Esta memoria establece un diálogo entre los pueblos pasados, presentes y entre aquellos del pasado con los del presente, mostrándonos el carácter cíclico de los acontecimientos.

El arte se comporta entonces como modo de conocimiento frente al olvido, es una ventana abierta que nos muestra otros tiempos.

Medio Natural. Fuerza, vida y paisaje.

Cuarto pilar de la empresa y de la colección. Como hemos mencionado, preocupados por el medio ambiente, desde INELCOM buscamos la sostenibilidad medioambiental, a través del equilibrio que se genera gracias a la relación armónica entre la sociedad y la naturaleza que le rodea. Esto implica lograr resultados de desarrollo, sin amenazar las fuentes de nuestros recursos naturales y sin comprometer los de las futuras generaciones.

Para ello INELCOM trabaja en proyectos para la racionalización y el consumo de agua en comunidades de regantes, en parques y jardines, así como en ciudades. Buscando el mejor uso eficiente de este bien escaso, imprescindible para el desarrollo de la naturaleza y de la sociedad, de la vida y los paisajes que compone.